El Departamento de Justicia federal demandó a un gran hospital de San Diego bajo el argumento de que discriminó a los trabajadores y a inmigrantes que solicitaron empleo.

La división de derechos civiles del departamento dijo el martes que el Centro Médico UCSD exigió documentación excesiva a los solicitantes de empleo que no eran ciudadanos. La demanda señala que el hospital no hizo tales exigencias a los ciudadanos que solicitaron trabajo.

El Departamento de Justicia busca compensación monetaria no especificados en su demanda que presentó junto con su Oficina Ejecutiva para Revisión de Inmigración.

"Todos aquellos que están autorizados a trabajar en Estados Unidos tienen el derecho de laborar sin enfrentarse a la discriminación debido a su estatus migratorio u origen nacional", dijo Thomas E. Pérez, asistente del fiscal en la división de derechos civiles del departamento.

El Centro Médico UCSD dijo que hizo cambios después de que el Departamento de Justicia expresó su preocupación en enero y que cree que está ahora en plena conformidad con las regulaciones federales.

El hospital asegura que no ha encontrado a nadie a quien se le negara el empleo con base en las prácticas que están siendo cuestionadas.

El hospital informó en un comunicado que ahora permite a los solicitantes elegir de una lista más larga de documentos para demostrar que son elegibles para el trabajo, como el permiso de manejo, tarjetas de seguridad social y otras formas de identificación permitidas bajo las regulaciones federales de inmigración.

El Centro Médico UCSD informó que invitó a un empleado del Departamento de Seguridad Nacional para capacitar a sus administradores sobre las regulaciones y hablar sobre "errores comunes que los empleadores pueden encontrar con las complicadas formas federales".

La demanda señala que el hospital discriminó a los solicitantes que no son ciudadanos y contrataciones de enero de 2004 a junio de 2011.