El Parlamento Andino exhortó hoy a Colombia a buscar una solución negociada a su conflicto interno que afecta a los países vecinos por su impacto en la seguridad regional y expresó su condena a todo acto "que atente contra la libertad, la vida y la paz".

Esta declaración fue difundida durante un período de sesiones en Bogotá, donde está la sede del órgano legislativo de la Comunidad Andina (CAN), y que coincidió con la convocatoria de marchas multitudinarias en todas las ciudades de Colombia para exigir la liberación de los secuestrados y el fin de la violencia.

El Parlamento Andino hizo también referencia al asesinato de los policías Edgar Yesid Duarte, Elkin Hernández y Álvaro Moreno, y el militar José Libio Martínez, el pasado 26 de noviembre, quienes llevaban más de doce años en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Que este aleve asesinato contra seres que se encontraban en total indefensión, viola los más elementales valores de humanidad, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario", señala la declaración firmada por la presidenta del PA, la boliviana Rebeca Delgado Burgoa.

En el Parlamento Andino hay representantes de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, los países miembros de la CAN.