El presidente de EE.UU., Barack Obama, instruyó hoy a las embajadas y agencias de su país en el exterior a redoblar esfuerzos para promover los derechos de los homosexuales, para lo que podrán recurrir a la ayuda exterior estadounidense.

En un memorándum difundido hoy, Obama, que se declara "profundamente preocupado por la violencia" contra estos colectivos en muchas partes del mundo, ordena a estos organismos intensificar los esfuerzos contra intentos por parte de otros Gobiernos de convertir la homosexualidad en delito.

También ordena proteger a los refugiados y solicitantes de asilo homosexuales, lesbianas, transexuales y bisexuales (LGBT) y aumentar la cooperación con Gobiernos extranjeros para promover los derechos de esta comunidad.

Asimismo, instruye a las agencias gubernamentales a utilizar la ayuda exterior para promover la lucha contra la discriminación y la protección de los derechos humanos de los homosexuales.

El memorándum se dirige a todas las "agencias involucradas en el extranjero para asegurarse de que la diplomacia de EE.UU. y la ayuda extranjera promuevan y protejan los derechos humanos de las personas LGBT."

Obama subrayó su interés en la protección de los derechos de los homosexuales al aludir al discurso que pronunció en la Asamblea General de la ONU a principios de este año.

"Ningún país debe negar a las personas sus derechos por sus preferencias sexuales, por eso es que debemos luchar por los derechos de gays y lesbianas en todas partes", dijo entonces.

Las agencias federales que deberán atender las instancias del presidente son el Departamento de Estado, el Departamento de Justicia, el Tesoro, Seguridad Nacional, y Salud y Servicios Humanos, entre otros.