El jefe de seguridad del presidente peruano, Ollanta Humala, fue destituido después de que una investigación determinara que robaba el combustible de los vehículos asignados al jefe de Estado y a su familia, informó hoy la prensa local.

El coronel Belermino Vásquez fue encontrado responsable de la sistemática sustracción de combustible de los 38 vehículos asignados al transporte de Humala y de su familia en un informe elaborado por la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior, reveló hoy el diario La República.

Las pesquisas realizadas por esa dirección descubrieron que agentes de la seguridad presidencial, bajo el mando de Vásquez, adulteraban el odómetro de los vehículos, aparato que mide las distancias recorridas, para justificar el gasto de combustible en comisiones de servicio que nunca se realizaron.

Junto a Vásquez, que ha pedido vacaciones adelantadas tras ser puesto a disposición de la Dirección de Recursos Humanos, fueron destituidos los jefes de la Oficina de Administración del Palacio de Gobierno, comandante Simión Pérez, y el jefe de la Escolta Presidencial, comandante Antonio Medrano.