El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, cuestionó hoy la independencia de la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que acusó de ser socia de la Fundación para la Observación Andina de Medios (Fundamedios), que denunció a Ecuador ante la OEA.

Según Correa, Fundamedios y la Relatoría, con financiación de la Unión Europea (UE), mantienen una relación de socios, y han organizado diferentes eventos en Ecuador, entre ellos seminarios, por lo que el mandatario cuestionó la objetividad y la independencia de la OEA, según el periódico oficial El Ciudadano.

Además, el mandatario ecuatoriano manifestó que, supuestamente, la relatoría es financiada en su totalidad por la Unión Europea, este último un organismo que no pertenece al Sistema Interamericano, y Estados Unidos, que no firmó la convención de derechos humanos del sistema interamericano.

"Se imaginan qué significa eso: que paga para que los demás impongan y controlen lo que ellos no se imponen y no aceptan", resaltó Correa, quien apuesta por la creación de un ente de Latinoamérica o del Caribe para que resuelva los problemas de la región.

El pasado 25 de octubre, Fundamedios denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la supuesta falta de libertad de prensa y de expresión que existe en el país, desde que Correa asumió el poder en 2007.

Sin embargo, el Ejecutivo ecuatoriano se defendió y negó esta intromisión a la libertad de prensa.