El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo hoy que su país hará "todo lo posible" para que el precio del petróleo siga en un nivel "justo", que calculó entre 100 y 120 dólares, aunque su Gobierno estimó en 50 dólares el precio del barril para los presupuestos de 2012.

"Ojalá se mantengan en ese nivel y en ese grado de estabilidad", señaló Chávez en una conferencia de prensa, aunque reconoció que el precio del petróleo en 2012 dependerá de "muchos factores", entre los que señaló la inestabilidad política de Siria o la crisis económica en Europa y Estados Unidos.

Chávez se mostró convencido de que también la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la que Venezuela es miembro fundador, trabajará en el mismo sentido.

"Nosotros haremos todo lo posible para que así sea (mantener la estabilidad), como país y como conjunto", dijo en referencia a la OPEP.

Sin embargo, el mandatario se mostró cauteloso y recordó el desplome de los precios del petróleo en 2008 a raíz de la crisis económica y financiera.

"No me atrevo a decir, nadie creo que pudiera decirlo de que los precios se estabilizaron", señaló Chávez quien argumentó que, por esta razón, su Gobierno fijó en 50 dólares el precio del barril para los presupuestos de 2012, pese a que ha promediado los 100 dólares en lo que va de año.

El gobernante también confirmó que el presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), Rafael Ramírez, viajó a Moscú para los encuentros reuniones preparatorios de la próxima reunión de la OPEP, que se celebrará el 14 de diciembre en Viena.