La empresa BP acusó hoy a Halliburton de haber destruido "intencionalmente" evidencias relacionadas con la explosión de una plataforma en el Golfo de México, que produjo el peor derrame de petróleo en la historia de Estados Unidos.

En un documento presentado hoy ante un tribunal federal en Nueva Orleans (Luisiana), BP pidió al juez Carl Barbier que imponga sanciones contra Halliburton por la explosión del pozo de Macondo el 20 de abril de 2010, que mató a 11 personas, hirió a otras 16, y vertió casi cinco millones de barriles de petróleo al mar.

La nueva acusación se produjo en el marco de una demanda que presentó contra Halliburton Energy Services Inc., que trabajaba bajo contrato de BP en la plataforma Deepwater Horizon.

BP alegó que Halliburton destruyó evidencias sobre las pruebas con cemento que realizó en el pozo de petróleo, en parte para evitar que éstas "se utilizaran en su contra en el juicio", programado para finales de febrero de 2012.

BP además dijo que Halliburton violó una orden judicial al no presentar archivos electrónicos relacionados con los resultados de las pruebas con cemento.

"Halliburton se ha negado firmemente a proveer los resultados clave de las pruebas y resultados (de modelos computerizados)" en la fase de presentación de pruebas, pese a las peticiones de BP y "una orden específica de este tribunal", argumentó BP en los nuevos documentos.

Por ello, la empresa petrolera pidió que el juez ordene una investigación para dar con el paradero de esos archivos, que según Halliburton simplemente han desaparecido.

Una portavoz de Halliburton, Beverly Stafford, dijo a los periodistas que la empresa está revisando los documentos pero, de entrada, consideró que BP "está pidiéndole al tribunal que llegue a conclusiones que no tienen mérito", y al respecto señaló: "Esperamos poder refutar esta moción".

El derrame de petróleo, que en su momento fue objeto de audiencias e investigaciones en el Congreso de EE.UU., suscitó varias demandas multimillonarias.

A su vez, Halliburton, el segundo proveedor de servicios petroleros más grande del mundo, ha acusado a BP de fraude y difamación.