La reelecta presidenta Cristina Fernández ratificó el martes a la mayoría de los actuales ministros para su segundo mandato que inicia el sábado, salvo por los cambios obligados en Economía, Jefatura de Gabinete y Agricultura.

Hernán Lorenzino, actual secretario de Finanzas, será el nuevo ministro de Economía en reemplazo de Amado Boudou, electo vicepresidente de Fernández, confirmó a la prensa el portavoz de la presidencia, Alfredo Scoccimarro.

El actual secretario de comunicación pública de la nación, Juan Manuel Abal Medina, será a partir del 10 de diciembre el nuevo jefe de gabinete de ministros, cargo que dejó vacante Aníbal Fernández para asumir una banca en el Senado.

En tanto que la presidenta designó a Norberto Yauhar (actual subsecretario de Pesca) como ministro de Agricultura en lugar de Julián Domínguez, quien a partir de este martes presidirá la Cámara de Diputados.

En el resto de las áreas del gobierno continuarán los mismos funcionarios: Héctor Timerman (Canciller), Antonio Puricelli (Defensa), Julio De Vido (Planificación), Florencio Randazzo (Interior) Carlos Tomada (Trabajo), Débora Giorgi (Industria), Alberto Sileoni (Educación), Julio Alak (Justicia), Nilda Garré (Seguridad), Juan Manzur (Salud), Alicia Kirchner (Desarrollo Social), Lino Barañao (Ciencia y Tecnología) y Enrique Meyer (Turismo).

La elección del nuevo gabinete para el período 2011-2015 había despertado expectativa. Fernández optó por dar continuidad a la mayoría de los funcionarios, algunos de los cuales están en el cargo desde la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido esposo y antecesor de la actual mandataria.

"Los anuncios deben ser vistos como una fuerte señal de continuidad", consideró el analista Daniel Kerner, de la consultora Eurasia Group. "Fernández sólo reemplazó a los miembros del gabinete que asumieron nuevos cargos... y dos de los nuevos ministros (Lorenzino y Yauhar) venían trabajando en las mismas áreas, lo cual sugiere que Fernández no quiere un cambio real".

El analista político Rosendo Fraga recordó que "los Kirchner...nunca cambiaron el gabinete, entendiendo por tal una remoción de la mitad o más de sus integrantes y la inclusión de figuras nuevas en el gobierno. Los reemplazos se fueron produciendo siempre como ahora, a medida que una situación particular lo fue exigiendo".

Fernández, de 58 años, fue reelegida con el 54% de los votos en las elecciones generales del 23 de octubre.

Lorenzino, secretario de Finanzas desde 2008, tuvo a su cargo el segundo proceso de canje de títulos de deuda externa que el país declaró en cesación de pagos en 2002.

"Lorenzino es un funcionario de perfil técnico con buena imagen en los mercados", dijo Fraga.

Para Kerner, es posible que con la designación de Lorenzino la presidenta busque un acuerdo para reestructurar la deuda con el Club de París por unos 8.400 millones de dólares. El actual secretario de Finanzas estuvo volcado a esa cuestión en los últimos años, pero nunca se pudo avanzar pues el gobierno argentino se niega a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) se involucre en las negociaciones.

Pese a los anuncios, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cerró en baja, en sintonía con los mercados mundiales.

Abal Medina, que con 43 años será el menor de los ministro, es la designación más sorpresiva.

"El nuevo jefe de gabinete responde a los tres valores que la presidente dijo tener en cuenta para elegir a sus candidatos: la juventud, la lealtad y la decisión para enfrentar a las corporaciones. Desde la secretaría de medios ha tenido un rol importante en el conflicto con los medios (de comunicación) privados", resaltó Fraga.

En tanto que este martes juraron los diputados nacionales electos en los mismos comicios. El oficialista Frente para la Victoria contará con quórum propio para sesionar.