El gobierno de Alabama estudia emplear presos para compensar la escasez de mano de obra agrícola atribuida a la nueva ley estatal contra los inmigrantes no autorizados, se informó el martes.

Brett Hall, un subcomisionado del Departamento de Agricultura e Industria de Alabama, dijo que se acerca la temporada de siembra en el sur del estado, y algunos agricultores temen que la mayoría de los trabajadores con los que suelen contar ya hayan abandonado Alabama debido a la ley.

Los viveros y el sector de la jardinería necesitarán hasta 4.000 trabajadores en los condados del sur a principios del 2012 con el fin de prepararse para el período de cultivo, indicó, y el sector forestal y el agrícola requerirán incluso más mano de obra.

Hall dijo que el Departamento de Agricultura, incapaz de encontrar residentes legales para llenar los puestos de trabajo, está consultando con el Departamento de Correccionales para determinar si los prisioneros podrían realizar parte de la labor.

"Estamos tratando de anticiparnos y ver si también podemos ser de ayuda en otras partes de Alabama", indicó Hall el lunes, un día antes de que la agencia realizara una reunión el martes por la tarde en Mobile con agricultores y funcionarios del sector agrícola.

Brian Corbett, vocero de prisiones, dijo que el estado tiene aproximadamente 2.000 prisioneros con permiso laboral que podrían realizar tal trabajo, y agregó que el departamento "siempre está feliz de promover nuestro programa a empleadores como una alternativa a la situación laboral".

Sin embargo, los reos con licencia de trabajo no son la solución a la escasez de mano de obra que pudiera estar vinculada con la ley, según Corbett.

"Muchos, si no la mayoría, de esos 2.000 ya están empleados", señaló.

Los agricultores se han quejado de falta de mano de obra en los campos desde que partes de la ley entraron en vigencia a finales de septiembre. Muchos han dicho que los residentes legales no son físicamente capaces o carecen de la fortaleza mental suficiente para realizar el trabajo, y otros no lo hacen porque el salario no les parece adecuado.

Hall señaló que los puestos de trabajo en la agricultura pagan muy por arriba del salario mínimo, pero muchos estadounidenses lo encuentran demasiado "arduo físicamente" como para realizarlo.

Un programa lanzado por el estado en octubre a través de internet para ayudar a vincular a agricultores con potenciales trabajadores aún no ha arrojado resultados.

El sitio www.joblink.alabama.gov permite a empleadores colocar ofertas de puestos que necesitan cubrir, y los empleados potenciales pueden revisar las listas en busca de trabajo.

Tara Hutchison, una vocera del Departamento de Relaciones Industriales, dijo que en el sitio hay 70 ofertas de trabajo agrícola temporal, la mayor parte de ellas a partir de enero, y unas 500 personas se han anotado, lo cual indica que sí hay interés en el trabajo.

El departamento no sabe de nadie que haya sido contratado hasta ahora, agregó Hutchison, aunque se ha dicho que a una persona se le prometió contratarla en enero.