Al menos cincuenta personas murieron ayer, lunes, en la ciudad central de Homs, uno de los bastiones de la oposición al régimen de Siria, por la represión de los leales al presidente Bachar al Asad, denunció hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El grupo opositor explicó que un activista les relató cómo vio los cadáveres de 34 personas "secuestradas" ayer por matones del régimen en una plaza del barrio de Al Zahra en Homs.