Los mercados mundiales terminaron mixtos el martes después que la agencia Standard and Poor's advirtió que podría reducirle la calificación de la deuda a la mayoría de los países de la eurozona.

El anuncio de S&P apremia a las autoridades europeas para que encuentren esta semana una solución duradera a la crisis deudora regional.

La agencia amenazó la noche del lunes con disminuirle la nota a 15 de los 17 países que utilizan el euro, incluyendo a Alemania y Francia, cuyas altas calificaciones AAA son consideradas los ejes del sistema del rescate europeo. El martes advirtió que también podría reducir la calificación del fondo del rescate de Europa, cuya nota crediticia está determinada por las de Alemania y otros países ricos de la eurozona.

El primer anuncio, que interrumpió una oleada de compras de varios días, fue hecho horas después que los líderes de Alemania y Francia anunciaron una serie de propuestas, como la decisión de sancionar a los gobiernos que gasten en exceso.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy esperan que esos planes persuadan al Banco Central Europeo o al Fondo Monetario Internacional a que le presten más apoyo a la eurozona.

S&P no incluyó a dos países que usan la moneda común: Chipre, cuyos bonos tienen casi el estatus de basura, y Grecia, cuyas bajas calificaciones sugieren que es posible que de cualquier forma se declare en cese de pagos.

En Nueva York la bolsa cerró mixta. El promedio industrial Dow Jones aumentó 52,3 puntos, el 0,43%, a 12.150,13. El índice S&P 500 subió un 1,4 punto, el 0,1%, a 1.258,5, en tanto el compuesto Nasdaq cayó 6,2 unidades, el 0,23%, a 2.649,56.

Por otro lado, el índice británico FTSE 100 ganó 0,3% a 5.5584,72 puntos, mientras que el alemán DAX bajó 0,9% a 6.053,18 y el francés CAC-40 perdió 0,2% para colocarse en 3.194,98 unidades.

En Asia, el parámetro Nikkei 225 de Japón descendió 1,4% a 8.575,16. El Kospi de Corea del Sur bajó 1% a 11.902.82, y el Hang Seng de Hong Kong se redujo en 1,2% a 18.942,23 puntos.

La moneda estadounidense se depreció ante el euro, que registró un incremento de 1,3401, a 1,3414 dólares. El petróleo aumentó por encima de los 101 dólares el barril.

La propuesta franco-alemana será analizada en una cumbre de líderes de la Unión Europea el jueves y viernes.

Andrew Sullivan, analista en Piper Jaffray en Hong Kong, consideró que las sanciones están "sujetas al control político" y en realidad no representan un cambio significativo de los mecanismos que ya existen.

___

La periodista de The Associated Press Pamela Sampson en Bangkok contribuyó en la información.