Un hombre en la ciudad de Nueva York acusado de hacer una bomba casera con el plan de atacar edificios gubernamentales tiene fijada una audiencia el próximo mes para saber si será acusado estatalmente en un caso de terrorismo.

José Pimentel no compareció el lunes en el tribunal para una audiencia de procedimiento. Sus abogados acordaron que no tenía que ser llevado desde la prisión.

Inicialmente se había previsto que Pimentel supiera el lunes si sería acusado. Pero los fiscales y la abogada defensora Lori Cohen acordaron extender la fecha límite para que un jurado calificador sopese el caso. Pimentel deberá presentarse en la corte el 9 de enero.

Pimentel está recluido sin derecho a fianza por cargos que incluyen conspiración y posesión de armas para crímenes terroristas. Un abogado había dicho previamente que Pimentel no representaba una amenaza real.

Las autoridades estadounidenses han dicho que Pimentel es un "simpatizante de al-Qaida" que se convirtió al Islam en 2004 y se cambió el nombre a Muhammad Yusuf. Pimentel nació en la República Dominicana pero ha vivido la mayor parte de su vida en Manhattan.

Funcionarios policíacos han dicho que la División de Inteligencia del Departamento de Policía de Nueva York ha buscado el involucramiento del FBI al menos un par de ocasiones mientras la investigación estaba en curso. En ambas ocasiones, el FBI concluyó que Pimentel no constituía una amenaza real, dijeron.

El FBI pensaba que Pimentel "no tenía la predisposición o la capacidad de hacer algo por sí solo", dijo uno de los funcionarios.