La policía de Río de Janeiro comenzó el lunes a probar tecnología con la que busca detectar dónde son disparadas armas de fuego en esta ciudad, informó el Departamento de Seguridad Pública del estado en un comunicado.

El detector utiliza una tecnología que registra disparos de armas de fuego, precisa su origen y notifica automáticamente a la policía. Se utiliza en varias ciudades de Estados Unidos.

En febrero, la policía espera ya haber instalado más de 70 sensores de sonido del sistema en toda la ciudad.

El director de monitoreo y sistemas de seguridad del departamento estatal de seguridad pública señaló que la tecnología será usada para encontrar y decomisar armas ilegales, con lo cual se espera reducir el índice de violencia.