El ex dictador Manuel Antonio Noriega será sometido el martes a una revisión médica en la prisión por galenos franceses y panameños antes de su repatriación a Panamá.

El objetivo es "establecer su condición física previo al viaje" de retorno, que no se precisó, informó la Cancillería en un comunicado.

La comitiva panameña que viajó el fin de semana a París para buscar a Noriega se reunió el martes con las autoridades de la prisión "La Santé", a fin de recibir información sobre el transporte y las medidas de seguridad para el traslado del ex general de 77 años al aeropuerto.

Los comisionados contactaron posteriormente al ex mandatario, quien sufre de presión arterial alta y parálisis parcial debido a un derrame cerebral que sufrió hace algunos años, según sus abogados en Francia.

El retorno de Noriega se cristalizaría a más tardar el 13 de diciembre, según el gobierno panameño.

Noriega retornará dos décadas después de haber sido expulsado por la invasión de Estados Unidos y llevado a ese país que lo condenó en un juicio por cargos de narcotráfico. Tras pagar prisión en Estados Unidos, se lo extraditó el año pasado a Francia donde fue sentenciado por blanqueo de capitales.

El ex hombre fuerte, que controló el país entre 1983-89, será llevado a una cárcel una vez regrese a Panamá, ya que debe enfrentar varias condenas por homicidio, según las autoridades.