Lionel Messi señaló que si su Barcelona vence el sábado al Real Madrid en el clásico de la liga española daría "un golpe anímico" para lo que resta de temporada.

"Va a ser un partido muy lindo. Obviamente, es muy importante sacar un buen resultado, y si eso pasa va a ser un golpe anímico para el resto del año", dijo Messi en una entrevista publicada el lunes por el portal de la FIFA.

"Si sucede lo contrario, no vamos a tener tiempo para relajarnos porque viene el viaje a Japón, que es muy importante para nosotros", añadió en alusión al inminente Mundial de Clubes.

Sobre la táctica de juego para el partido en la cancha del Madrid, el delantero argentino mencionó que el técnico azulgrana Pep Guardiola empleará el 3-4-3 para ejercer el dominio de la pelota.

"La posesión es la llave para hacer daño y que no lo hagan", comentó.

También resaltó que otra de las armas de su equipo será la experiencia conjunta acumulada: "Nos conocemos mucho ya con los jugadores del Barcelona. Hace tiempo que jugamos juntos y prácticamente sabemos dónde va a ir la pelota con dos o tres pases de anticipación".

Sobre el Mundial de Clubes, Messi dijo que el Barcelona asume su condición de favorito.

"La responsabilidad de ganar la tenemos siempre", indicó.