El grupo petrolero francés Total anunció hoy la suspensión de sus actividades en Siria, para ajustarse a las sanciones europeas que afectan a su socio en ese país.

"Hemos informado a las autoridades sirias de nuestra decisión de parar nuestras operaciones con General Petroleum Corporatium (GPC), con el fin de ajustarnos a las sanciones", señala en un comunicado la empresa de mayor capitalización bursátil de Francia.

El grupo precisa que su principal preocupación es "la seguridad" de sus empleados y agrega que su decisión "incluye tanto la producción en Deir Ez Zor como el contrato Tabiyeh Gas".

Como consecuencia de la represión ejercida desde hace meses por el régimen de Bachar al Asad, la Unión Europea (UE) anunció el pasado jueves nuevas sanciones contra Siria que afectan a la industria gasística y petrolera.

Si bien la empresa asociada al 50 por ciento a Total en Siria, Deir Ez Zor Petroleum Company (DEZPC), no es objeto de sanciones, éstas sí que afectan a la compañía estatal GPC, que controla la otra mitad del accionariado de DEZPC.

La producción de Total en Siria alcanzó el equivalente a 39.000 barriles por día, según datos oficiales del grupo galo.