El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a los Gobiernos, coincidiendo con el décimo aniversario del Día Internacional del Voluntariado, que presten más apoyo a los voluntarios que operan en distintos países y que fomenten la participación ciudadana en labores de voluntariado.

"Los voluntarios nos demuestran con pasión y compromiso cómo pueden cambiar el mundo. Animo a los políticos que hagan todavía más por apoyar y fomentar el voluntariado, y exhorto a todo el mundo a pensar en qué manera pueden unirse a ese movimiento", señaló Ban en su mensaje por el Día Internacional del Voluntariado.

El secretario general destacó así el papel que los Gobiernos pueden jugar para incrementar el impacto de las labores de voluntariado, pero alertó también de que "idear soluciones para los problemas mundiales no es tarea solo de los Gobiernos, sino también de las personas, las comunidades y la sociedad civil".

El máximo responsable de la ONU aplaudió el trabajo que "muchos millones de voluntarios realizan en muchos lugares del planeta en favor del desarrollo sostenible, la ayuda humanitaria, la conservación del medioambiente y el avance hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio".

"Alrededor del mundo, millones de voluntarios ayudan a lograr avances en el desarrollo sostenible y la consecución de la paz", subrayó Ban, quien destacó que, habiendo alcanzado la Tierra este año los 7.000 millones de habitantes, es importante que cada ser humano encuentre "la manera de ayudar a los demás".

Con motivo del décimo aniversario del Día Internacional del Voluntariado, la Asamblea General de la ONU acogió hoy una sesión especial sobre la materia, en la que distintos delegados diplomáticos alabaron el papel de los voluntarios por mejorar la sociedad en todo el mundo.

"El Año Internacional de los Voluntarios nos ofrece la oportunidad de reforzar el espíritu del voluntariado a través de acciones de cooperación entre distintos Gobiernos, Naciones Unidas, la sociedad civil y el sector privado", señaló el presidente de la Asamblea General, el catarí Abdulaziz Al Naser.

Al Naser llamó a los representantes de los distintos países a "promover y apoyar" a los voluntarios, a quienes definió como "héroes anónimos que entregan su tiempo, talento, conocimiento y energía para lograr un mundo mejor", ya que ese apoyo es "un factor vital para lograr la paz internacional y el desarrollo".

El embajador dominicano ante la ONU, Virgilio Alcántara, quien habló en nombre Grupo de Países Latinoamericanos y del Caribe (GRULAC), aplaudió la labor y el cambio que los voluntarios llevan a cambio en el continente, sobre todo ante catástrofes naturales como la que vivió Haití con el terremoto de 2010.

"Somos un continente en el que el trabajo de los voluntarios, junto con un Estado socialmente responsable, puede constituir la gran diferencia", dijo Alcántara en su intervención, en la que aplaudió así el trabajo que llevan a cabo "cientos de agrupaciones en beneficio de sus conciudadanos".

El representante dominicano también aplaudió los buenos efectos de la creación en 2009 de la Red Iberoamericana de Voluntariado Universitario, bajo auspicio de la Dirección Regional para América Latina y el Caribe del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), la Agencia Española de Cooperación y el Programa de Voluntarios de Naciones Unidos.

"Esta red ha representado un cambio dramático, tanto en la visión sobre el trabajo del voluntario en nuestra región, como también en el rol social de las universidades y de la juventud", añadió Alcántara.