Tras casi medio siglo en el movimiento olímpico, el ex presidente de la FIFA Joao Havelange dimitió como miembro del COI en medio de denuncias de corrupción.

La renuncia del dirigente brasileño de 95 fue confirmada el lunes tanto por la FIFA como la entidad olímpica. Se dio tres días antes de la fecha en la que afrontaba una posible suspensión por haber aceptado supuestos sobornos durante su mandato al mando del organismo regente del fútbol.

"El COI confirma que ha recibido una carta de renuncia del señor Joao Havelange", dijo el COI sobre el miembro que más tiempo llevaba dentro de la organización. Havelange había sido miembro desde 1963.

La AP había adelantado el domingo que Havelange decidió renunciar debido a las denuncias de sobornos cuando estuvo al mando de la FIFA entre 1974-98.

A su vez, la FIFA indicó en un comunicado a la AP que "recibió" la renuncia de Havelange y "el hecho que el COI ha archivado el caso".

La decisión de Havelange hizo pensar que renunciaría al cargo de presidente honorario, pero la FIFA dijo que esa facultad corresponde a las 208 federaciones nacionales y al propio dirigente.

"Es importante resaltar que Joao Havelange fue designado presidente honorario por el Congreso de la FIFA el 8 de junio de 1998", dijo el organismo. "La FIFA no puede especular sobre las decisiones tomadas por el señor Havelange".

Havelange enfrentaba una larga suspensión e incluso la posible expulsión por presuntamente haber recibido 1 millón de dólares en sobornos de una ex agencia de comercialización de la FIFA.

Havelange, un ex nadador olímpico y jugador de polo acuático, fue presidente de la FIFA durante 24 años antes de ser reemplazado por Joseph Blatter en 1998.

El caso de corrupción se deriva de un documental de la BBC el año pasado sobre sobornos presuntamente pagados por ISL, que poseía los derechos de televisión de las Copas del Mundo y se desplomó en el 2001 con deudas de 300 millones de dólares.

Citando documentos judiciales suizos, el programa Panorama de la BBC informó que Havelange recibió un millón de dólares en pagos ilícitos de ISL.

El caso de ISL fue sujeto a un juicio criminal en Suiza en el 2008. La FIFA ha impedido que el tribunal de Zug revele cuáles funcionarios devolvieron 6,1 millones de dólares en sobornos. Los funcionarios devolvieron el dinero a condición de permanecer anónimos.

Ricardo Teixeira, ex yerno de Havelange y jefe del comité organizador de la Copa del Mundo de Brasil en el 2014, fue identificado también por la BBC como uno de los sobornados. Las autoridades brasileñas han solicitado a Suiza documentos para investigar posible lavado de dinero.

Otros dos miembros del COI se han visto involucrados en el caso. Uno es el senegalés Lamine Diack, actual presidente de la Federación Internacional de Atletismo. El otro es el camerunés Issa Hayatou, presidente de la Confederación Africana de Fútbol. Ambos afrontan sanciones menores.