La mayor federación de clubes mexicanos del Sur de California amplió sus servicios el lunes, cuando inauguró una oficina para asistir a sus más de cien miembros con talleres de capacitación y asesoría.

La Casa Jalisco fue inaugurada por el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, quien exaltó el trabajo que la Federación de Clubes Jaliscienses del Sur de California ha hecho en sus 20 años de historia.

"Los 115 clubes que (forman la federación) nos dicen que no se necesitaba un espacio físico para poder trabajar, pero ahora que lo tenemos, el trabajo que hagamos va a tener mejores resultados", expresó durante la ceremonia de apertura.

"Esperamos poder seguir fortaleciendo esta relación, dándonos la mano como lo hemos estado haciendo", agregó.

Desde su fundación en 1991, la federación ha canalizado unos 6.000 proyectos en Jalisco a través del programa 3 X 1, como escuelas, casas para personas de la tercera edad y parques, dijo Martín Hernández Balderas, secretario de Desarrollo Humano de Jalisco.

Los clubes son la base del 3 x 1, programa social mediante el cual cada nivel de gobierno mexicano (municipal, estatal y federal) aporta un peso por cada peso que aporta una organización de inmigrantes en el extranjero para proyectos productivos u obras públicas.

La oficina no es la primera de su tipo en Estados Unidos, pero si la más importante pues pertenece a la federación de clubes mexicanos más grandes de California, dijo el cónsul de México en Los Angeles, David Figueroa.

"La federación de Jalisco es líder en la comunidad inmigrante. Su peso es muy fuerte", explicó el diplomático.

La federación planea ofrecer talleres sobre planes de negocios, ofrecer asistencia a miembros y mantener el enfoque en proyectos productivos y educación, dijo la presidente de la organización no lucrativa, Pina Hernández.

"Si los clubes crecen, la federación crece y Jalisco se beneficia", comentó la dirigente.

Uno de los clubes integrantes, por ejemplo, logró construir una casa para personas de la tercera edad en el pueblo de sus miembros: Ahuisculco, en el municipio de Tala.

La instalación fue construida luego que el Club Ahuisculco aportó 25.000 dólares y los otros tres niveles de gobierno aportaron cantidades similares, dijo el presidente de la organización, José C. Aranda. El club tiene unos 4.000 miembros activos.

"Es satisfactorio, muy grande, poder ayudar a tu pueblo", dijo Aranda, explicando que recaudaron los fondos en unos dos años, mayormente a través de rifas y venta de comida.

"La casa es como para unas 300 personas, tiene un salón multiusos, una cocina y un salón para talleres", agregó.

La oficina fue inaugurada días después del décimo aniversario del 3 x 1. En los 10 años de vida del programa se ha invertido fondos en 519 proyectos productivos y se han desarrollado más de 16.388 obras y acciones en México, de acuerdo con información del gobierno mexicano.

Estima que unos 2.000 clubes de migrantes, ubicados en 43 estados de Estado Unidos, invirtieron casi 183 millones de dólares en ese periodo.

___

E.J. Támara está en Twitter como @ejtamara