El entrenador del Boca Juniors, Julio César Falcioni, tomó con su habitual mesura el título de campeón ganado hoy por su equipo en el fútbol argentino, aunque reconoció que el logro "no supone una alegría más sino una gran alegría".

"El Boca fue el mejor equipo de todos. Ganó el campeonato de punta a punta. Y no dejó lugar a dudas. Por todo esto, este título no es una alegría más, sino una gran alegría", sostuvo el técnico, de 55 años.

"No me importa si el torneo fue bueno o malo. El Boca jugó bien al fútbol. Y es un justo campeón", destacó Falcioni tras la goleada por 3-0 de su equipo ante el Banfield en la decimoséptima jornada del Torneo Apertura.

'Pelusa' Falcioni, que se había adjudicado su único título como entrenador justamente en el Banfield hace dos años, atribuyó la conquista del Boca "exclusivamente a los jugadores".

"Todo es de ellos. Tuvimos unos seis meses no muy buenos, pero lo revertimos en la segunda mitad del año. El título es fruto del trabajo y el esfuerzo de los muchachos", puntualizó.

Falcioni, cuyo contrato vence el próximo 31 de diciembre, evitó dar precisiones sobre su futuro. "Ahora sólo quiero disfrutar", añadió.

Los dirigentes del Boca han dicho que pretenden renovar el contrato del técnico por un año más, mientras la prensa deportiva ha señalado en los últimos días que Falcioni evalúa alguna oferta de Colombia.