El entrenador del Oporto, Vítor Pereira, pidió hoy "un ambiente infernal" para recibir mañana al Zenit San Petesburgo, ante el que su equipo se juega el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Los aficionados serán parte fundamental mañana. Espero exigencia, pero espero también mucha alma y que creen un ambiente adverso como tuvimos en el en el campo del Zenit. Que creen un ambiente infernal al Zenit, porque fue el que tuvimos allí", demandó Pereira en rueda de prensa.

El Oporto es tercero en el grupo G con siete puntos, a uno del Zenit, segundo, y necesita vencer mañana para sellar su pase a los octavos.

Pereira, sustituto en el banquillo del Oporto del carismático André Villas-Boas, analizó a su rival y resaltó que tiene "grandes ejecutores" y un aire italiano desde el punto de vista defensivo (su entrenador es Luciano Spalletti).

"Es un equipo que aparece con mucha gente en el área. Explora muy bien los espacios en profundidad", agregó.