El veterano astronauta Chris Ferguson, el último comandante de las misiones de los transbordadores, dejará la NASA para trabajar en el sector privado, informó hoy la agencia espacial estadounidense.

Ferguson dejará de formar parte del cuerpo de astronautas de la NASA oficialmente el viernes 9 de diciembre.

El director de la NASA, Charles Bolden, destacó en un comunicado que "Chris ha sido un verdadero líder en la NASA" y le deseó buena suerte en su nueva etapa.

Bolden señaló que será recordado "no sólo como comandante del transbordador espacial, sino como un ejemplar empleado público, un distinguido oficial de la Marina y un buen amigo".

Ferguson, capitán de la Marina estadounidense retirado, pasará a la historia por ser el comandante de la misión STS-135 del Atlantis, la última misión del programa de los transbordadores espaciales, que fueron retirados después de 30 años al servicio de la NASA.

Durante los 13 días que duró la misión que compartió con el piloto Dough Hurley y los especialistas Sandra Magnus y Rex Walheim trasladaron los más de 4.300 kilos de carga que llevó el Atlantis para abastecer a la tripulación permanente de la Estación Espacial Internacional (EEI) durante al menos un año.

El viaje del Atlantis fue el tercer vuelo espacial de Ferguson, quien anteriormente había sido subdirector de la oficina de astronautas en el Centro Espacial Johnson de la NASA, en Houston (Texas).

Su primera misión especial fue como piloto de la misión STS-115 Atlantis en 2006, en la que llevaron los segmentos P3/P4 del complejo espacial y en 2008 comandó la misión STS-126 del Endeavour.

Ferguson, quien entró en el cuerpo de astronautas en 1998, ha pasado más de 40 días en el espacio a lo largo de su carrera en la que también sirvió como enlace entre el centro de control y los astronautas en cuatro misiones de transbordadores.