Para el presidente de Ecuador, Rafael Correa, para realizar el estudio de la Organización no Gubernamental (ONG) Transparencia Internacional, que mide el grado de corrupción de los países, sólo se han pronunciado 50 consultados y no se ha tenido en cuenta las mejoras en el sector público.

"Las Cámaras de Producción, allá es que mandan las encuestas y ustedes saben cuántos nos quieren las Cámaras, Joyce de Ginatta y toda esa gente, qué van a decir que Ecuador ha mejorado en transparencia", dijo el mandatario durante la inauguración de un centro médico en Quito, según recoge en su web el periódico oficial El Ciudadano.

El estudio, de una escala del diez como mejor calificación al 0, le da una nota a Ecuador de 2,7 y le coloca en el lugar 120 en una lista de 182 dos países, así como en el quinto puesto como país más corrupto de América Latina.

"Lo que no dicen (TI) es que no miden al sector público, peor sólo al Gobierno Central, nos mide como sociedad, el Gobierno Central que ha mejorado mucho en transparencia", resaltó Correa.

El mandatario destacó como dato positivo que el país ha mejorado un 0,2 % respecto al año pasado, cuando ocupaba la posición 127, gracias a que el Ecuador está llevando a cabo políticas para combatir la corrupción.

En este sentido, puso de ejemplo la reforma del sistema judicial, pues los ecuatorianos el pasado 7 de mayo dieron luz verde en una consulta popular para que un Consejo Transitorio de la Judicatura durante un año y medio modificara la justicia del país.

Asimismo, Correa señaló que en el caso del sector privado también se están realizando políticas para evitar la corrupción.

En la consulta popular, también se aprobó que los altos directivos de medios de comunicación y de banco no puedan tener negocios en otros sectores.

En ese entonces, la oposición interpretó que las reformas en la consulta le darían más influencia al mandatario en la justicia y en los medios de comunicación.

"Gracias a la Consulta, los medios de comunicación no pueden ser socios en otros negocios y evitaremos los atracos como en inicio de los 90, como socios nacionales, medios de comunicación y ciertas concesionarias de telefonía móvil lograron una concesión de 15 años; más de 7.000 millones de dólares en ventas y al Estado solo le dieron $100 millones, eso también es corrupción" resaltó hoy Correa.