La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció hoy al menos 257 detenciones por motivos políticos en la isla durante noviembre último, en su mayoría de corta duración.

En un informe divulgado este lunes, la Comisión consideró esa cifra es "demostrativa de la pésima situación de derechos civiles y políticos que sigue prevaleciendo en Cuba" y señaló que "es semejante" a la documentada en octubre pasado de 268 detenciones por motivos políticos.

El portavoz de la CCDHRN, Elizardo Sánchez, dijo a Efe que en los primeros cinco días de diciembre "han ocurrido por lo menos 100 detenciones", la mayor parte de ellas en las provincias orientales de Santiago de Cuba y Guantánamo.

Según Sánchez, hoy permanecían hoy bajo arresto 21 de los 52 disidentes que fueron detenidos el pasado viernes cuando intentaron realizar una marcha pacífica en la localidad de Palma Soriano, en la provincia de Santiago de Cuba, situada a 920 kilómetros al este de La Habana.

"A este ritmo la represión en diciembre va a ser mayor que en noviembre", señaló y según su pronóstico, esa circunstancia se relaciona con la celebración el próximo sábado del "Día Mundial de los Derechos Humanos".

Como "dato positivo", el informe de la Comisión apuntó que a lo largo del año 2011 "disminuyó relativamente el número de presos o condenados por motivos políticos" pues el Gobierno cubano ha excarcelado "a numerosos prisioneros antes de someterlos a juicio" y en ese sentido cita a siete opositores en noviembre.

Asimismo contabiliza actualmente en las cárceles cubanas unos 70 casos de condenados o procesados por los llamados "delitos contra el Estado".

El Gobierno cubano considera a los disidentes y la oposición interna "contrarrevolucionarios y mercenarios pagados" por Estados Unidos.