La fiscal general Viviane Morales anunció el lunes la apertura de una investigación para establecer si en una finca del norte del país hubo hechos de violencia por parte de paramilitares hacia el año 2003, y dijo que en tres días visitará esa hacienda.

El anunció de Morales se da cuatro días después de que una fiscal de la ciudad de Cartagena, 650 kilómetros al norte de Bogotá, concluyó que en la controvertida finca Las Pavas no hubo desplazamiento de campesinos luego de recibir en junio el testimonio de uno de los labriegos que se retractó de que hubieran sido sacados de allí a la fuerza.

La fiscal Miryam Martínez, de Cartagena, había pedido investigar por fraude y falsa denuncia a por lo menos cuatro personas de una asociación de campesinos (Asocab) que por años ha reclamado la propiedad de la mencionada hacienda.

"Voy a ir personalmente el jueves... a la finca Las Pavas para aclarar la situación que se está presentando" allí, agregó en rueda de prensa Morales, quien además advirtió que al parecer la fiscal Martínez tomó su decisión con base en hechos de 2009 y no con los que eventualmente sucedieron con anterioridad.

Por eso, enfatizó, "es deber de la Fiscalía mirar un poco más hacia atrás".

Pero según dijo la fiscal Martínez en su providencia, "no existen motivos o circunstancias fácticas que permitan considerar que nos encontramos ante la caracterización de un delito de desplazamiento forzado" de los campesinos.

El caso surge en medio de la expectativa por la entrada en vigencia el 1 de enero de la llamada Ley de Víctimas y, que según congresistas, aspira a compensar a lo largo de una década a unas cuatro millones de víctimas de distintos delitos, desde homicidio y desaparición hasta secuestro y desplazamiento, derivados del conflicto interno colombiano.

La finca Las Pavas está ubicada en El Peñón, en el departamento de Bolívar, a unos 483 kilómetros al norte de Bogotá.

Eliud Alvear, miembro de la Asocab y a quien la fiscal pidió investigar por fraude procesal, ratificó en diálogo telefónico la condición de desplazado de su grupo y dijo que estaban totalmente dispuestos a ser investigados.