Luego de aportar la mitad de los finalistas en las últimas siete ediciones de la Liga de Campeones, Inglaterra podría pasar el papelón de tener un solitario representante cuando arranquen las rondas decisivas.

Al concluir esta semana la fase de grupos, sólo Arsenal ha visado su pasaporte a los octavos de final.

Manchester United, Chelsea y el debutante Manchester City — éste último líder de la liga Premier — tendrán que jugarse la vida en sus últimos compromisos.

El United, que perdió ante el Barcelona en la pasada final, necesita por lo menos un empate en su visita al Basilea suizo para avanzar.

Pero Chelsea y el City la tienen bastante complicada.

Chelsea debe derrotar a un Valencia que viene en alza para sortear la fase. Aunque le gane al Bayern Munich, el City podría quedar fuera.

Quedan siete plazas por definir, con Valencia, Ajax, Lyon, Olympique de Marsella, Olympiakos, Borussia Dortmund, Benfica, Porto, CSKA Moscú, Zenit, Lille y Trabzonspor buscando sobrevivir.

Con tres finales en los últimos cuatro años, se daba por descontado que el United no tendría problemas para convertirse en el primer conjunto inglés en asegurar su pase de antemano.

Por el contrario, un Arsenal que comenzó a los tumbos su temporada certificó primero su boleto al ganarle al Dortmund.

Así las cosas, el United no tiene otro remedio que buscar el punto que le falta cuando el miércoles visite a un Basilea que en septiembre logró sacar un empate 3-3 en Old Trafford.

"Mucha gente, incluso los rivales, nos subestiman", dijo el volante del Basilea Scott Chipperfield. "Pero tenemos un buen equipo, con roce internacional. Aquí estamos y nuestra actitud es que no tenemos nada que perder".

Para la cita del Grupo C, el United echará de menos a su delantero mexicano Javier Hernández, quien se lesionó el tobillo izquierdo en la victoria 1-0 el sábado ante Aston Villa en la Premier.

Benfica también precisa de un empate para avanzar dentro de esa llave, cuando los portugueses reciban al eliminado Otelul Galati.

Chelsea, que perdió la final de 2008 ante el United, puede avanzar con un 0-0 el martes si el líder del Grupo E Bayer Leverkusen derrota al colista Genk. Pero Leverkusen ya se clasificó y jugaría a media máquina, así que los ingleses no se pueden fiar.

Valencia viaja a Londres con vida, luego de golear 7-0 a Genk hace dos semanas. El resultado le permitió igualar a Chelsea con ocho puntos y de paso conseguir una mejor diferencia de goles.

"Sabemos que podemos conseguir cualquier resultado porque con confianza se hacen bien las cosas", afirmó Diego Alves, el arquero brasileño del Valencia.

En el Grupo A, Napoli y el City se juegan cuál de los dos acompañará al Bayern en la siguiente ronda. Napoli afronta un partido accesible ante el eliminado Villarreal y el City tiene que vencer sí o sí o al Bayerno para no pegar la vuelta a las primeras de cambio.

"Será el partido más importante del año", dijo el delantero argentino Ezequiel Lavezzi, quien anotó uno de los goles en el triunfo 4-2 sobre Lecce el domingo por la liga italiana.

Lille está entre los tres equipos que se pelean avanzar en el Grupo B junto al Inter de Milán. Un triunfo sobre el Trabzonspor permitirá a los franceses seguir adelante a costa de los turcos y el CSKA.

Marsella busca quedar segundo en el Grupo F, detrás de Arsenal, y para ello necesita vencer en su visita al Dortmund. Cualquier otro resultado permitiría al Olympiakos quedar segundo.

Zenit y Porto se cruzán entre sí para definir cuál de los dos avanza en el G junto al APOEL, el primer club de Chipre que logró superar la fase de grupos.

Al Ajax le basta un empate para conseguir su boleto en el D, pero deberá sacarlo ante el Real Madrid. Lo bueno para el Ajax es que el Madrid tiene la vista puesta en el clásico contra Barcelona el fin de semana.