México y los países de Centroamérica firmaron hoy en la ciudad mexicana de Mérida una declaración presidencial para la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC), que homologa un mercado potencial de 150 millones de consumidores y genera una vigorosa área de cooperación.

La declaración presidencial para este TLC único, que fusiona los acuerdos independientes suscritos previamente entre los países centroamericanos y la nación del norte, fue firmada hoy por los mandatarios de México, Felipe Calderón, de Honduras, Porfirio Lobo, y de Guatemala, Álvaro Colom.

"Este tratado crea un área de cooperación vigorosa que nos permitirá competir en mejores condiciones con otras regiones del mundo", afirmó Calderón tras la firma, que tuvo lugar este lunes antes de la inauguración de la XIII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, que acoge hoy la ciudad de Mérida (sureste).

También estamparon su firma hoy el vicecanciller de Nicaragua, Orlando Gómez, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, y el primer vicepresidente de Costa Rica, Alfio Piva.

Esta firma llega después de una reunión sostenida el pasado 22 de noviembre en El Salvador, donde representantes de la cartera Economía de cada uno de los países rubricaron el TLC, con lo que ahora queda pendiente de su ratificación en los respectivos Parlamentos.

El nuevo instrumento, cuya negociación empezó en 2008 y concluyó en octubre en la capital salvadoreña, unifica los acuerdos comerciales que México mantenía con Costa Rica, Nicaragua y con el grupo CA-3 (Honduras, El Salvador y Guatemala).

El acuerdo permite la homologación del 98 % de las normas existentes en estos momentos y la exención de aranceles a la mayor parte de la actividad comercial.

Calderón detalló cómo en los últimos años se ha incrementado la relación comercial entre México y los países centroamericanos, e indicó que el TLC permitirá que las economías de la región se interrelacionen más allá del mero intercambio de productos.

"Incrementará los niveles de bienestar de todos los consumidores y aumentará las oportunidades de progreso para todos los productores", declaró.

Por su parte, el secretario de Economía de México, Bruno Ferrari, presente en el acto, recordó que en la X cumbre del Mecanismo de Tuxtla se empezaron a establecer las primeras negociaciones para llegar a este acuerdo que definió como "de gran trascendencia para México".

La unificación de las normas, dijo, reducirá los costos administrativos a la hora de importar y exportar, generará economías de escala y permitirá aprovechar mejor las oportunidades de negocio que se presenten.

Finalmente, el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, señaló que esta firma "consolida una región que cada vez está avanzando más", y puso de relieve los espacios de diálogo y concertación que, como el Mecanismo de Tuxtla, permiten fortalecer las relaciones entre los países.

Como testigo de la firma estuvo presente el mandatario chileno, Sebastián Piñera, quien tras asistir ayer también en Mérida a la II Cumbre de la Alianza del Pacífico (integrada por Colombia, Chile, México y Perú), se sentará hoy junto a los miembros del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla como invitado especial. EFE