Atacados por el ejército paquistaní y bombardeado por aviones no tripulados de Estados Unidos, la otrora formidable fuerza Talibán paquistaní se ha dividido en más de 100 pequeñas facciones, se ha debilitado y se queda sin dinero, de acuerdo con fuerzas de seguridad, analistas y la gente oriunda del corazón del territorio insurgente.

El grupo, aliado con al-Qaida y con sede en el noroeste cerca de la frontera con Afganistán, ha estado detrás de buena parte de la violencia que padece Pakistán desde hace cuatro años y medio.

Conocido como el Tehrik-e-Taliban, o TTP, el Talibán quiere deponer al gobierno apoyado por Estados Unidos e instalar un régimen islamista de línea dura. También tiene ambiciones internacionales y entrenó al paquistaní estadounidense que intentó detonar un coche bomba en la plaza Times, en el corazón de la ciudad de Nueva York.

"Actualmente, la estructura de comando del TTP está desperdigada, débil y dividida, y se están quedando sin dinero", dijo Mansur Mahsud, un alto investigador en el centro de investigación del Area Tribal Administrada Federalmente (FATA, por sus siglas en inglés). "En un panorama general, esto ayuda al ejército y al gobierno porque el Talibán ahora está dividido".

Las primeras señales de resquebrajamiento en el Talibán paquistaní aparecieron luego de que su líder, Baitulá Mesud, fue muerto en un ataque aéreo no tripulado en agosto de 2009, dijo Mahsud. Desde entonces, el grupo se ha ido deteriorando constantemente.

Organizado en 2007, el Talibán paquistaní es una organización creada para representar a unos 40 grupos insurgentes en el área tribal además de grupos vinculados con al-Qaida con sede en la provincia oriental de Punjab.

"En las diferentes áreas, los líderes están teniendo sus propias conversaciones de paz con el gobierno", agregó Mahsud. "Podría ayudar al gobierno paquistaní y al ejército separar más líderes del TTP y más soldados de sus comandantes".

Los dos grandes factores que están golpeando la unidad Talibán son los ataques aéreos no tripulados de Estados Unidos y las operaciones del ejército paquistaní en la región tribal.

Las guerras por territorio surgieron mientras los combatientes, al huir de las operaciones del ejército pakistaní, entraban en territorios controlados por otras milicias, a veces, desatando choques entre los mismo grupos. Y luego de que los líderes han sido muertos, ya sea por los ataques aéreos o por el ejército paquistaní, los tenientes han luchado entre sí para ver quién los reemplazará.

"La desintegración ... se ha acelerado con la operación militar paquistaní en Waziristán del Sur y los ataques aéreos estadounidenses en Waziristán del Norte", dijo Mahsud.