Los Packers de Green Bay avanzaron con marca perfecta a la postemporada y los 49ers de San Francisco alcanzan esa codiciada etapa por primera vez desde 2002, al consagrarse campeones de la División Norte de la Conferencia Nacional con la derrota de los Lions de Detroit horas después de su victoria ante los Giants de Nueva York.

Aaron Rodgers armó el domingo una ofensiva de último minuto para que Mason Crosby convirtiera un gol de campo de 31 yardas en la jugada final y los Packers de Green Bay avanzaron invictos a la postemporada al vencer 38-35 a los Giants de Nueva York.

Rodgers consiguió tres pases de más de 18 yardas en ese avance en los 58 segundos finales y los campeones Packers (12-0) sumaron 18 victorias seguidas para que los Giants (6-6) sufrieran su cuarta caída consecutiva.

"Esos son los divertidos, cuando terminan así", dijo Rodgers sobre el resultado a su favor.

Nueva York, aplastado por Nueva Orleáns el lunes, empató el partido en East Rutherford (Nueva Jersey) cuando quedaba menos de un minuto con un pase de Eli Manning de 2 yardas para anotación y una conversión de dos puntos de D.J. Ware.

Sin embargo, Rodgers, quien lanzó cuatro pases de touchdown, no estaba dispuesto a irse a tiempo extra. En primera oportunidad, completó un pase con Jermichael Finley a escasa distancia de las manos extendidas del linebacker novato Jacquian Williams y el tight end corrió 24 yardas por la banda derecha hasta la 44.

Un pase de 24 yardas a Jordy Nelson por la banda izquierda llevó el balón hasta la 29 de Nueva York, y dos jugadas después, un pase de 18 yardas a Greg Jennings lo puso en la 12.

Green Bay pidió tiempo fuera con tres segundos por jugarse, y entonces Crosby convirtió la patada del triunfo.

"Hemos tenido varios juegos que ganamos por un par de anotaciones", recordó Rodgers. "Uno toma el balón en la (yarda) 20, menos de un minuto (por jugar), y lo aproximamos para un gol de campo, es muy gratificante. Quizá de lo más satisfactorio", agregó.

Los Packers ganaron la División Norte de la Conferencia Nacional el domingo en la noche con la derrota de Detroit ante Nueva Orleáns en el último partido del domingo.

En San Francisco, Jim Harbaugh cumplió exactamente lo que los 49ers esperaban cuando lo volvieron a contratar en enero: Un lugar en los playoffs y el título de la Oeste en la Nacional en una campaña destacada.

El tackle Joe Staley ejecutó la tradicional ceremonia de celebración al empapar a Harbaugh en los últimos momentos de la paliza 26-0 sobre los Rams de San Luis.

El triunfo culminó con el anhelado título divisional para una franquicia otrora orgullosa que está decidida para regresar a los días gloriosos de Jerry Rice y Joe Montana, Steve Young y Roger Craig.

Frank Gore llevó a San Francisco a los playoffs al convertirse en el líder corredor histórico de los 49ers, desplazar al finado Joe Perry — miembro del Salón de la Fama — y terminar con 73 yardas.

Los 49ers lograron por primera vez la corona de la División Oeste en la Conferencia Nacional y regresan a la postemporada tras no clasificar desde 2002.

"Queremos llegar al campeonato. Es algo que hemos estado esperando durante mucho tiempo", dijo Vernon Davis. "Esa es la razón por la que estoy aquí. Significa mucho para mí".

Alex Smith lanzó en la segunda mitad pases para touchdowns de 52 y 56 yardas a Michael Crabtree y Kyle Williams, mientras que David Akers anotó cuatro goles de campo por San Francisco (10-2).

El triunfo colocó al entrenador Harbaugh junto a George Seifert (1989) y Steve Mariucci (1997) como los únicos que ganan la división como novatos en la historia de los 49ers.

"Este paso, este juego de hoy es por todos esos hombres fuertes y poderosos que han estado cargando la bandera durante todos estos años", dijo Harbaugh. "Cada año que han estado aquí, pensando que iba a ser el año, el año en que iríamos a la postemporada ... y existe desilusión cuando uno no logra eso", añadió.

El único contratiempo fue cuando el linebacker estelar Patrick Willis dejó el partido en la primera mitad con una lesión en la corva derecha.

El quarterback A.J. Feeley tuvo problemas como sustituto del lesionado Sam Bradford por los alicaídos Rams (2-10).

Mientras, Mark Sánchez y los Jets de Nueva York tuvieron otra mala actuación en los tres primeros cuartos y otra remontada en el último.

Sánchez conectó con Santonio Holmes un pase para touchdown de 30 yardas a 4:49 minutos del final y Shonn Greene afianzó la ventaja con dos anotaciones para llevar a los Jets a la victoria por 34-19 sobre los Redskins de Washington.

Sánchez sumó la 10ma victoria con remontada en el cuarto período o en tiempo extra de su carrera, incluyendo playoffs, y su segunda en dos semanas.

Los Jets mejoraron su foja a 7-5 y siguen con posibilidades reales de llegar a la postemporada de la Conferencia Americana.

Sin embargo, Nueva York tuvo otro partido con numerosos errores y con un escaso avance de 168 yardas en tres cuartos. Cayó en el marcador a 16-13 cuando Graham Gano convirtió su tercer gol de campo para Washington con 7:52 en el reloj.

El registro de los Redskins disminuyó a 4-8 al perder por séptima vez en ocho encuentros.

En otros resultados de la jornada: Kansas City 10, Chicago 3; Houston 17, Atlanta 10; Denver 35, Minnesota 32; Carolina 38, Tampa Bay 19; y Pittsburgh 35, Cincinnati 7.

Miami 34, Oakland 14; Tenesí 23, Buffalo 17; Nueva Inglaterra 31, Indianápolis 24; Baltimore 24, Cleveland 10; Arizona 19, Dallas 13, en tiempo extra; y Nueva Orleáns 31, Detroit 17.