La FIFA y "France Football" anunciarán mañana la lista de los tres finalistas que optan al Balón de Oro de 2011, en la que todas las quinielas sitúan al argentino Lionel Messi y al portugués Cristiano Ronaldo, sin que quede tan clara la identidad del tercer designado.

También se conocerán los tres finalistas al premio al mejor técnico del año, en el que posiblemente figuren los nombres del barcelonista, Josep Guardiola, y del madridista, José Mourinho, que superó el año pasado al seleccionador español, Vicente del Bosque.

Pero la máxima atención la acapara el Balón de Oro. Los votos de los seleccionadores y de los capitanes, más los de los corresponsales de la revista francesa "France Football", decidirán quién es el vencedor del prestigioso galardón que cumple su 55 edición y cuyo nombre será desvelado el próximo 9 de enero.

Todo apunta a que el honor recaerá, por tercer año consecutivo, en Messi, autor de una grandísima temporada rematada con las victorias en la liga española y en la Liga de Campeones con el Barcelona.

El argentino, finalista de la Copa América, se convertiría en el segundo futbolista que gana tres veces el Balón de Oro de forma consecutiva, después de que lo hiciera el francés Michel Platini, que se alzó con el galardón entre 1983 y 1985.

Y en el cuarto que acumula en su casa tres balones dorados, que también tienen los holandeses Johann Cruyff y Marco van Basten.

Pero, sobre todo sería un ejemplo de precocidad, porque el jugador de Rosario ganaría su tercer Balón de Oro con 24 años, los mismos que tenían Cruyff y Van Basten cuando lograron el primero y cuatro menos de los de Platini cuando se alzó por primera vez con el galardón.

Messi tenía 21 años cuando por primera vez subió al podium del galardón en 2008. Al año siguiente se convirtió en el tercer jugador más joven de la historia en conseguirlo, sólo superado por el brasileño Ronaldo y por el inglés Michael Owen.

Por el momento, el argentino no es más que el claro favorito y mañana sabrá si se confirma que está entre los tres finalistas.

Al igual que Cristiano Ronaldo, el jugador de su generación llamado a disputarle la supremacía de los premios individuales y el último en ganarlo (2008) antes de la serie encadenada por Messi.

El portugués, dos años mayor que el argentino, aparece con menos opciones porque su equipo, el Real Madrid, sólo sumó un título, la Copa del Rey, y se estrelló contra la maquinaria blaugrana tanto en la liga española como en la Liga de Campeones, donde cayó eliminado en semifinales frente a los de Messi.

Menos claro aparece la identidad del tercer finalista que será anunciado mañana en una conferencia de prensa en la sede de "France Football" en París.

La ceremonia dejará en tres la lista actual de 23 jugadores desvelada por la revista a finales de octubre, en la que figuraban 13 futbolistas de la liga española, ocho de ellos del Barcelona y cinco del Madrid.

España es, además, el país más representado, con siete candidatos.

El seleccionador francés, Laurent Blanc, y el director deportivo del París Saint-Germain, el brasileño Leonardo, que tenían pensado asistir al acto, han anulado en el último momento.

Será la segunda edición en la que el Balón de Oro se entregue de forma conjunta con el premio de la FIFA. Eso internacionalizó un premio que hasta 1995 sólo se entregaba a futbolistas europeos.

A partir de ese año se abrió a los futbolistas de cualquier nacionalidad con la única salvedad de que militaran en campeonatos del Viejo Continente. Desde el año pasado, con la fusión con el galardón de la FIFA, se otorga a cualquier futbolista de cualquier campeonato.

Luis Miguel Pascual