El Partido Laborista de Australia votó hoy a favor de revocar la prohibición de la venta de uranio a la India durante la reunión anual del partido político que se está celebrando este fin de semana en Sídney.

El sufragio, reñido entre los propios laboristas, acabó con 206 delegados a favor de retirar la prohibición y 185 en contra.

"Tenemos que asegurar unas buenas relaciones con los países de nuestra región incluida, la mayor democracia del mundo, la India", afirmó la primera ministra de Australia y líder del Partido Laborista, Julia Gillard, tras la votación.

Gillard también dijo que era irracional que Australia permitiera la venta de uranio a China y se lo prohibiera a la India.

"Estamos en el momento oportuno de la historia mundial para liderar una era de oportunidades, el siglo asiático", expresó la jefa laborista que quiere aumentar el comercio y mejorar las relaciones de Australia con la India, uno de los países con un alto índice de crecimiento en las últimas décadas.

Varios miembros destacados de los laboristas se posicionaron de manera abierta a retirar la prohibición de la venta de Uranio al país asiático.

Pero el ministro de Educación, Garrett Peter, manifestó en la conferencia su cautela a la venta del mineral a un país no firmante del Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT, siglas en inglés) como es la India.

"Sé que hay mucha gente en el partido, y me incluyo como uno de ellos, que no creen que este paso sea el correcto", apuntó el ministro.

Anthony Albanese, ministro de Infraestructura y Transporte del actual Gobierno laborista, se posicionó también en contra de levantar el veto.

"Nueve meses después del desastre nuclear de Fukushima no es el momento de expandir la exportaciones de uranio", afirmó Albanese en su turno de palabra.

En la actualidad, Australia exporta uranio a China, Japón, Taiwan y Estados Unidos.