Los 33 países que conforman la recién nacida Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) expresaron hoy su "más enérgico rechazo" al "bloqueo" de EE.UU. a Cuba y exigieron que se ponga fin a esta medida "coercitiva".

En un documento especial rubricado hoy al termino de la cumbre constitutiva de la CELAC, en Caracas, este organismo reclamó al Gobierno estadounidense que "ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero" que mantiene contra Cuba desde 1962, por ser contrario al derecho internacional y en cumplimiento de sucesivas resoluciones de la Asamblea General de la ONU.

Este bloqueo "causa daños cuantiosos e injustificables al bienestar del pueblo cubano y afecta la paz y la convivencia entre las naciones americanas", continúa el texto.

Los signatarios de la CELAC consideraron el embargo estadounidense a Cuba como parte de unas medidas "coercitivas y unilaterales aplicadas por motivos políticos".

Para los 33 países latinoamericanos y caribeños, el bloqueo está concebido para "impedir" a los cubanos "que ejerzan su derecho a decidir, por su propia voluntad, sus propios sistemas políticos, económicos y sociales".

También exhortaron al Gobierno norteamericano que ponga fin a la aplicación a leyes "contrarias al derecho internacional" como la Helms-Burton, que refuerza el embargo permitiendo entablar demandas contra las empresas extranjeras que negocien con propiedades confiscadas a estadounidenses por el Gobierno de Cuba.

Cuba es uno de los 33 miembros de la CELAC, el nuevo organismo de integración americano en el no están EE.UU. y Canadá, y además forma parte de la troika que presidirá el foro junto a Chile y Venezuela, por ser el país que acogerá la cumbre de 2013.