El Gobierno de Etiopía rechazó hoy la petición de Amnistía Internacional (AI) de arrestar al expresidente estadounidense George W. Bush, que se encuentra de visita en ese país.

"Amnistía no tiene ni jurisdicción ni mandato para emitir órdenes de detención", declaró a Efe el portavoz del Gobierno etíope Shimeles Kemal.

"Por nuestra amarga experiencia con Amnistía, su programa no está justificado. Nadie se lo toma en serio", añadió Kemal.

Bush llegó hoy a Etiopía, tras haber visitado Tanzania y Zambia, para concienciar a la población en la lucha contra el sida y el cáncer de cuello uterino, enfermedades que acaban con miles de vidas cada año en África.

Antes de la gira del expresidente, AI había solicitado a esos tres países el arresto de Bush por haber "autorizado el waterboarding", una técnica de interrogatorio que recurre a un ahogo simulado y que muchos consideran una forma de tortura.

Al igual que Etiopía, Zambia también ha desestimado la petición de la organización defensora de los derechos humanos.

Entre otros compromisos de su agenda en Etiopía, el exgobernante estadounidense tiene previsto participar en la XVI Conferencia Internacional sobre el Sida y las Infecciones Sexuales Transmitidas (ICASA), que empieza hoy en Adis Abeba.