La energía solar llegó a 144 familias de escasos recursos cuyas viviendas nuevas cuentan con sistemas que les permitirán ahorrar cerca del 75% del costo del gas licuado que utilizan en cocinas y baños.

Se trata del primer barrio con energía solar en Chile.

La barriada "Portal Cruz del Sur", en Combarbalá, 550 kilómetros al norte de Santiago, también posee una sede social comunitaria dotada de una central de generación eléctrica a base de módulos fotovoltaicos o placas solares de 10,4 kilowatts que almacenan energía obtenida de los rayos del sol, que se inyectará a la red de distribución eléctrica de esta localidad del norte.

En las viviendas, de 42,3 metros cuadrados, vivirán grupos familiares compuestos en promedio por cuatro personas.

La construcción de la barriada, inaugurada el fin de semana, costó unos dos millones de dólares, de los cuales unos 300.000 se destinaron al moderno sistema de calefacción.

El proyecto forma parte de un sistema de subsidios de colectores solares, cuyo uso está más desarrollado en viviendas cuyo costo de construcción no supera los 200.000 dólares.

El ministro de Energía, Rodrigo Alvarez, dijo al inaugurar la barriada que "la incorporación de estos colectores solares térmicos permitirá un ahorro aproximado promedio de hasta 75% de los costos de gas licuado para una familia de 4 personas".

En Chile la matriz energética descansa mayormente en el carbón y los combustibles fósiles, y los grupos ecologistas, que rechazan la construcción de centrales hidroeléctricas en el sur, promueven el desarrollo de energías renovables no contaminantes, especialmente la solar, geotérmica y eólica.