La popularidad del presidente Juan Manuel Santos cayó siete puntos y se ubicó en noviembre en 64%, según una encuesta divulgada el domingo por la revista Semana.

Santos tenía tasas de aprobación de 71% en julio, la fecha del anterior sondeo, señaló el estudio realizado por la firma Ipsos-Napoleón Franco para la revista y el grupo de RCN de radio y televisión.

El sondeo reveló también que ha disminuido el número de quienes creen que Santos cumple con sus promesas de campaña, que pasó de 60% en julio a 53% en noviembre.

"Sólo con el tiempo se sabrá si el deterioro es puntual o si, como ocurría tradicionalmente con la mayoría de los gobiernos, después de una dulce luna de miel vendrá una etapa de menor popularidad y de mayor insatisfacción pública", dijo el semanario.

Entre las explicaciones para la baja de popularidad y expectativas con el gobierno están desde los graves efectos de la temporada de intensas lluvias y el que la población no percibe una mejora en su vida a pesar de un crecimiento de la economía de 5,2% en el segundo trimestre del año y que por primera vez en la década el desempleo se ubicó en un dígito, 9% al cierre de octubre, aseguró a la revista Javier Restrepo, de la firma Ipsos-Napoleón Franco.

El número de personas que cree que está cumpliendo sus promesas de campaña, dijo la revista, "es inferior a lo que mostró ese indicador en cualquier momento de los ocho años de administración y de Alvaro Uribe" (2002-2010) como antecesor de Santos.

Y al ser consultados sobre si estarían o no de acuerdo con una reelección de Santos, 54% respondió estar en desacuerdo, frente a 35% que dijo estar a favor de un segundo mandato. Un 11% o no respondió o dijo no saber.

Santos, un economista de 60 años, aún no ha dicho si buscará o no un segundo mandato de cuatro años en los comicios del 2014.

El sondeo fue realizado del 26 al 29 de noviembre entre 1.009 personas, mitad de ellas consultadas por teléfono y la otra mitad en encuestas cara a cara, en 13 distintas poblaciones, desde la capital Bogotá hasta Itagui, en el noreste del país; Soledad, en la costa norte colombiana y Villavicencio, en el sur.

La firma calculó que el estudio tiene un margen de error de +/- 3,1 puntos porcentuales.

La encuesta reveló también el dilema entre la fuerza y el diálogo como mecanismos para solucionar el problema de las guerrillas: 47% dijo estar a favor de negociar la paz y 48% dijo que hay que combatirlas militarmente. Un 5% dijo no saber o no respondió.

En temas de actualidad, la encuesta consultó a los entrevistados si suponiendo que alias Timoleón Jiménez o Timochenko, máximo jefe de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), estuviera escondido en Venezuela, si el presidente Hugo Chávez, ayudaría a Colombia a capturarlo, o realmente no va a ayudar a Colombia en ese tema. Un 79% dijo creer que Chávez no ayudaría a capturarlo, 16% dijo que sí y 5% dijo no saber o no respondió.