Boca Juniors derrotó el domingo 3-0 a Banfield y conquistó su 24to título del fútbol argentino cuando restan dos fechas para el final, después de cinco torneos en los que estuvo más abajo que arriba.

Dos goles de Darío Cvitanich en el primer tiempo y otro de Diego Rivero en el complemento le dieron el triunfo en casa a Boca, que disfruta este título por partida doble cuando su visceral enemigo River Plate, el máximo campeón con 33 consagraciones, está por primera vez en su historia en la segunda división.

Boca y River son los equipos más populares de Argentina.

Invicto tras 17 fechas y con seis puntos en juego, Boca tiene 39 unidades y Tigre, el único que podía haberle arruinado el campeonato, marcha con 27 y un partido pendiente que jugará el lunes de visita ante San Lorenzo.

Racing Club, que derrotó 2-0 el sábado a Colón, suma 28 puntos.

Cvitanich convirtió a los 10 y 44 minutos, en goles que no festejó por su grato pasado como jugador de Banfield. Rivero selló el partido a los 47.

"Ya se acerca Nochebuena, ya se acerca Navidad, para todas las 'Gallinas', el regalo de papá", cantaron hinchas de Boca en referencia a los hinchas de River, su alicaído rival de todos los tiempos, que el sábado perdió 1-0 ante Boca Unidos de Corrientes por el campeonato de segunda división. River es, junto con Rosario Central, escolta del líder Instituto.

El ídolo de Boca Juan Román Riquelme, ausente en las últimas seis fechas por un dolor en la planta del pie izquierdo, entró al promediar la segunda etapa en lugar de Walter Erviti.

"Riquelme, Riquelme...", corearon los eufóricos hinchas de Boca ante la salida a la cancha del enganche que acaba de cumplir 15 años en la primera división.

Hasta la décima fecha, Boca contó con el talento de Riquelme, pero después éste se lesionó y a los Xeneizes les alcanzó con la solidaridad de un equipo que tuvo una gran solidez defensiva: apenas le marcaron cuatro goles en 17 partidos.

"Boca ganó este campeonato porque fue el mejor de todos", dijo el técnico de Boca Julio César Falcioni. "No hay dudas de que fuimos los mejores".

Falcioni volvió a festejar en el mítico estadio La Bombonera. Cuando fue técnico precisamente de Banfield, en el Apertura 2009, su equipo perdió 2-0 con Boca pero igualmente obtuvo el único título de su historia.

Ricardo La Volpe, ex técnico de la selección de México, es un viejo conocido de Boca, pero no tan querido, ya que con los Xeneizes perdió en forma increíble un campeonato en el Apertura 2006.

Boca perdió sus últimos dos partidos cuando le llevaba seis puntos a Estudiantes. Fueron a un desempate por el título y Estudiantes venció 2-1, lo que derivó en la salida de La Volpe de Boca.