La huelga de médicos anestesiólogos, apoyados por otros especialistas, que paralizó las operaciones quirúrgicas en los hospitales públicos de Costa Rica durante dos semanas concluyó hoy tras más de seis horas de negociaciones.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) informó del acuerdo alcanzado y anunció que a partir de mañana se retoman las labores con normalidad en los centros médicos.

La huelga, en reclamo de mejores condiciones laborales, ocasionó la suspensión de casi 3.000 cirugías y 20.000 citas médicas.

El portavoz de la Unión Médica Nacional, Eduardo Mora, explicó a los periodistas que entre los principales puntos acordados está la restitución inmediata de los anestesiólogos que habían sido despedidos, una de las condiciones impuestas por los huelguistas.

Por su parte, los médicos se comprometieron a ampliar sus horarios de trabajo con el fin de realizar las cirugías suspendidas en un plazo no mayor a seis meses.

La CCSS accedió a otorgar vacaciones adicionales a los anestesiólogos en compensación por lo penoso de su trabajo, que fue el punto más polémico de la negociación, pero por medio de una tabla de cálculo entre tiempo extraordinario y antigüedad.

El Gobierno manifestó de inmediato su satisfacción por la finalización de la huelga.

La presidenta Laura Chinchilla, expresó en un comunicado que "el diálogo debe seguir siendo la base de la convivencia en un país de vocación pacifista como el nuestro".

"Aun cuando a veces el proceso se dificulta, ratificamos nuestra convicción de que todos los conflictos pueden resolverse si tenemos la sensatez de buscar posiciones comunes; nos alegramos que finalmente se hayan impuesto la responsabilidad y la solidaridad", dijo.