Una red protectora de animales denunció hoy la matanza de perros y gatos ocurrida "en los últimos días" en la ciudad colombiana de Tuluá, en el departamento del Valle del Cauca, informó a Efe una fuente de esa institución.

La presidenta de la Red de Protección ambiental y Animal de Colombia (Redpaa), Marcela Ramírez, dijo a Efe que en una calle de Tuluá aparecieron "los cadáveres decapitados" de 18 perros y gatos.

Señaló que la Redpaa, que tiene su sede en Bogotá y que es una institución sin ánimo de lucro, corroboró con sus pares de ese departamento y "efectivamente se confirmó que hubo esa situación", a la que calificó de lamentable.

Explicó que las denuncias que se recibieron por parte de ciudadanos apuntan a que el masivo sacrificio de estos animales de compañía fue realizado por el Centro de Zoonosis de Tuluá.

Agregó que por esta situación, la Red envió una carta al alcalde de esa ciudad, Rafael Eduardo Palau, en la que rechazan la situación, que señalan como "un horror de crueldad y maldad" el hecho "más aun si se propicia o si procediera del centro de zoonosis".

Le exigen, igualmente, "rendir informe público acerca de esta situación" y que se tomen los correctivos necesarios, entre ellos la esterilización masiva con la que se controla "eficiente, humanitaria y éticamente las poblaciones de animales abandonados".

Agregó que a diario se reciben denuncias sobre maltrato de animales y por eso piden una legislación más fuerte y que penalice con cárcel a los responsables de estos "atroces hechos".

En Colombia se han registrado varios hechos contra animales, entre ellos el envenenamiento de al menos 150 palomas en 2007.

Las aves comenzaron a aparecer muertas en la céntrica Plaza de Bolívar, situada en el casco histórico de Bogotá y en cuyos alrededores están las sedes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, además de la alcaldía de la ciudad y la Catedral Primada.

Una mujer envenenó las aves con estricnina, químico utilizado en la preparación de raticidas, según los exámenes de laboratorio realizados por expertos del servicio local de sanidad.