El presidente del Fenerbahce, Aziz Yildirim, fue sindicado el sábado por su participación en un escándalo de arreglo de partidos junto con varios jugadores y dirigentes del club, informó la fiscalía.

El monarca del fútbol turco fue expulsado de la Liga de Campeones esta temporada debido a su participación en el escándalo de arreglo de partidos, y podría perder su título y ser enviado a la segunda división.

Yildirim, quien ha negado las acusaciones, enfrenta cargos por arreglo de partidos y por obtener ventajas económicas injustas, dijo el fiscal asistente de Estambul, Fikret Secen.

En total fueron acusadas 93 personas, incluyendo 14 futbolistas.

Yildirim y otros 30 acusados permanecen en el cárcel.