El presidente del Congo, quien busca un segundo mandato para gobernar un país que sufre de pobreza y ha sido golpeado por la guerra, aventajaba el sábado el escrutinio de los sufragios con más del 50%.

Daniel Ngoy Mulunda, director de la comisión electoral, difundió las cifras provincia por provincia. Dijo que representaban el 33% de todas las casillas de votación.

Una compilación de los resultados individuales hecha por The Associated Press mostró que el presidente Joseph Kabila estaba adelante con 3,27 millones de los 6,48 millones de votos escrutados hasta el momento: un 50,3%. El líder opositor Etienne Tshisekedi tenía 2,23 millones de votos (34,4, de acuerdo con la misma compilación de los votos emitidos en las elecciones presidenciales.

Partidarios de Tshisekedi atacaron el sábado un automóvil en el que viajaban corresponsales extranjeros y acusaron a la comunidad internacional de apuntalar a Kabila con el fin de ayudarle a ganar la reelección.

Las elecciones se han visto manchadas por enormes fallas logísticas y técnicas. Por ejemplo, aviones que transportaban votos la semana pasada no pudieron salir a tiempo debido a una tormenta eléctrica.

La votación del lunes tuvo que ser ampliada por tres días a fin de darle tiempo a quienes portaban el material electoral — en sus cabezas, bicicletas, canoas, carretillas de mano y en vehículos todo terreno — llegar a los rincones lejanos de esta gigantesca nación en el corazón de Africa.