El presidente de Mianmar aprobó una nueva ley que por primera vez permite a los ciudadanos pedir autorización para realizar protestas pacíficas, informaron el sábado medios de comunicación propiedad del gobierno.

Los medios estatales reportaron el sábado que el presidente Thein Sein firmó la legislación el viernes, luego que la secretaria estadounidense de Estado Hillary Rodham Clinton terminara una visita de tres días al país.

Todo tipo de protestas suele estar prohibido en la represiva nación, cuyas autoridades realizan violentas campañas contra manifestantes opositores al gobierno.

La nueva ley indica que cualquier persona que planee realizar una protesta deberá solicitar la aprobación de la policía con cinco días de anticipación y las autoridades pueden negarle el permiso pero están obligadas a explicar el motivo.

La ley es la más reciente reforma emprendida por el gobierno civil desde que asumió el poder en sustitución de una junta militar a principios de año.