El ex jugador argentino del Valencia Mario Kempes fue homenajeado en los prolegómenos del encuentro de Liga Valencia-Espanyol en el campo de Mestalla, donde jugó durante siete años y obtuvo títulos en el panorama nacional e internacional.

Mientras el público coreaba el nombre del "Matador", Kempes saltó al terreno de juego por el centro de un pasillo que le hicieron los jugadores de los dos equipos y acompañado de once niños que lucían la indumentaria a franjas amarillas y rojas del equipaje que lució con frecuencia en su etapa como valencianista.

Algunos de los compañeros con los que coincidió en su etapa con jugador del Valencia, entre 1976 y 1984, también le hicieron pasillo y a continuación se fotografió con los integrantes de la formación del equipo titular valencianista.

Antes del inicio del encuentro, Mario Kempes salió al césped del estadio valencianista, donde el presidente del club, Manuel Llorente, le obsequió con una camiseta con los colores de la senyera y el número "10" a la espalda además de una réplica en plata del campo de Mestalla, mientras la afición no dejaba de corear su nombre.

El campeón del Mundo con Argentina en 1978 obtuvo el título de máximo goleador del torneo que se jugó en su país y también consiguió el mismo en dos ediciones de la Liga española, además de lograr con el Valencia una Copa del Rey, una Recopa y una Supercopa de Europa.