Los 49ers dieron otro paso para mudarse de San Francisco a un nuevo estadio a unos 72 kilómetros al sur en Santa Clara.

El equipo y la ciudad de Santa Clara anunciaron el viernes que consiguieron el financiamiento necesario para el proyecto. Las organizaciones financieras Goldman Sachs, Bank of America-Merrill Lynch y U.S. Bank aceptaron concederle un préstamo de 850 millones de dólares a las autoridades citadinas relacionadas al estadio y con los 49ers.

El dinero cubrirá el grueso de los aproximadamente 1.000 millones de dólares que cuesta la construcción del estadio. El resto sería aportado con financiamiento de la NFL, un impuesto hotelero y reembolsos de remozamiento de la ciudad.

Las autoridades estiman que el préstamo representa la última parte importante del plan. La meta es inaugurar el estadio en 2015.