Un grupo internacional de derechos humanos solicitó el sábado al gobierno de Tailandia que modifique las leyes estrictas de protección a la monarquía del país, ante la sentencia de 20 años de prisión que un tribunal en Bangkok impuso a un individuo acusado de enviar mensajes de texto sobre la reina a los que se consideró ofensivos.

Amphon Tangnoppakul, de 61 años, recibió su sentencia el 23 de noviembre por enviar en 2010 cuatro mensajes de texto a un integrante del personal del entonces primer ministro Abhisit Vejjajiva. La persona que recibió los mensajes presentó una denuncia oficial contra Amphon, quien fue detenido por la policía en agosto de 2010.

Las llamadas leyes de lesa majestad vigentes en Tailandia son las más estrictas en el mundo. Quienes son declarados culpables de difamar a la monarquía afrontan de tres a 15 años de prisión conforme al artículo 112 de la constitución. Además la Ley Contra Crímenes Informáticos decretada en 2007 contiene provisiones de lesa majestad que permiten a los fiscales multiplicar las sentencias.

Los juicios de lesa majestad se incrementaron de manera dramática durante el periodo en el que Abhisit fue primer ministro, en tanto que el sucesor de éste, Yingluck Shinawatra, a decir del organismo Human Rights Watch, ha mantenido la misma línea.

"Es terrible la severidad de las penas que se imponen por los delitos de lesa majestad en Tailandia", dijo en un comunicado Brad Adams, director para Asia de Human Rights Watch. "El nuevo gobierno al parecer responde a los cuestionamientos a su lealtad hacia la monarquía con la presentación de incontables acusaciones de lesa majestad".

Las autoridades tailandesas no estuvieron disponibles de inmediato para que comentaran sobre el particular.

La semana pasada, el ministro de Información y Tecnología de las Comunicaciones, Anudith Nakornthap, dijo que cometían un delito los usuarios de Facebook que "comparten" o "gustan de" los contenidos que insultan a la monarquía tailandesa.