El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy en Caracas que la naciente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) respalde el derecho de Bolivia a recuperar el mar que perdió al ser derrotado por Chile en una guerra de finales del siglo XIX.

En su intervención ante la Segunda Plenaria de la Cumbre constitutiva de la CELAC, el primer organismo regional que aglutina a todos los países de América a excepción de Estados Unidos y Canadá, Morales señaló que "todos los latinoamericanos y caribeños saben que Bolivia nació con mar".

"Como consecuencia de una invasión, en 1879, nos privaron de la salida al mar, Bolivia quiere estar en igual de condiciones con otros estados, con acceso libre y soberano al mar", aseveró el presidente de esta nación andina, que aprovechó el nacimiento de la CELAC para repetir su reclamo histórico.

Bolivia "tiene voluntad de participar en todos los procesos de integración y la CELAC es la más grande del continente, para esto, soy sincero, deben resolverse los problemas históricos", agregó el presidente ante una audiencia entre la cual estaba el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Asimismo consideró que "con los países latinoamericanos y caribeños se expande ese derecho del pueblo boliviano", al agregar que "un hecho histórico que deja sin mar a Bolivia hay que repararlo" y se debe "reconocer el derecho del pueblo boliviano de retornar al Pacífico".

El presidente Morales también solicitó que la nueva CELAC plantee desde sus inicios un cambio de paradigma en la preparación de las Fuerzas Armadas de la región, en el sentido de que éstas, a lo largo de las últimas décadas, han sido adoctrinadas y entrenadas en la cuestionada Escuela de las Américas o por el Comando Sur de Estados Unidos, según dijo.

"Es el mejor momento para terminar con ciertas imposiciones que venían de arriba respecto a las Fuerzas Armadas, no podemos permitir más bases americanas en nuestros territorios. En los últimos años hemos visto que las bases en vez de defender la democracia, nos someten", argumentó.

"Después de más de 500 años de resistencia contra las colonias y después de 200 años de la independencia, los países divididos por las potencias, saqueados por las trasnacionales, nos reunimos para poder buscar la interacción para la liberación de nuestros pueblos", dijo también Morales a sus colegas de Latinoamérica y el Caribe.

Por eso afirmó que ante el fracaso del neoliberalismo económico y el capitalismo, tal y como han demostrado las crisis de Estados Unidos y de Europa, es el momento de un cambio histórico en el modelo económico.

"Yo saludo que dentro de esa arquitectura financiera permita que los pequeños promotores, asociaciones, microempresas, accedan al crédito. En este momento, cuando ese modelo neoliberal se cae, es el mejor momento para hacer profundas proyecciones en bien de la humanidad", concluyó.