La Casa Blanca acusó hoy a Rusia de mantener una "pauta de acoso" contra la ONG "Golos", que defiende el ejercicio del derecho a voto, después de que un tribunal ruso multara a la organización por publicar quejas de ciudadanos.

"El Gobierno de (Barack) Obama está preocupado con la decisión de hoy de un tribunal de Moscú sobre la ONG de observación electoral Golos, así como por lo que parece ser una pauta de acoso dirigida contra esta organización", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, Tommy Vietor, en un comunicado.

La organización fue sentenciada hoy a pagar 1.000 dólares por su presunta violación de la ley rusa al publicar más de 4.500 informes de supuestas tácticas ilegales en las campañas previas a las elecciones parlamentarias de este domingo.

Además, el presidente de la Comisión Electoral Central (CEC) de Rusia, Vladímir Chúrov, acusó hoy a la ONG de hacer campaña en contra del partido oficialista Rusia Unida (RU).

La Casa Blanca "ha comunicado sus preocupaciones al Gobierno ruso y la embajada rusa en Washington", y considera que Golos "es una organización de observación electoral independiente, bien conocida y bien vista, que ha operado en Rusia durante más de una década", indicó Vietor.

"Los datos que publica Golos son de observadores rusos y ciudadanos rusos de todo el país", añadió.

"La observación internacional y nacional es una parte normal del proceso democrático, y permitir que los observadores lleven a cabo su trabajo sin problemas es fundamental para la transparencia electoral".

El portavoz recordó que Rusia es miembro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y que, como tal, ha aceptado la premisa de que los observadores extranjeros y nacionales "pueden mejorar el proceso electoral".

"Estamos orgullosos de nuestro apoyo a Golos, que pretende fortalecer los procesos democráticos e institucionales -no influir en las elecciones- y creemos que los ciudadanos de todo el mundo deberían tener derecho a comunicar sus preocupaciones sobre los procesos electorales", concluyó Vietor.

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció el jueves los intentos de las autoridades rusas de cerrar "Golos", por "mancillar la imagen de Rusia Unida" durante la campaña electoral con sus denuncias de irregularidades.

El 96 % de los rusos está convencido de la victoria de Rusia Unida, pero al mismo tiempo más de la mitad cree que las elecciones "serán una imitación de votación y el reparto de escaños será determinado por las autoridades" y que se usarán métodos "sucios".