Un camión cargado de fusiles automáticos AK-47, explosivos y municiones fue detenido el sábado cuando ingresaba al norte de Italia desde Eslovenia, informó la policía.

El conductor, un esloveno de 32 años, fue arrestado cuando cruzaba la frontera cerca de Trieste, y se investigaba el destino de ese "verdadero arsenal", dijo la policía financiera.

El camión supuestamente transportaba electrodomésticos, pero en su interior hallaron 15 AK-47, cuatro kilos de explosivos plásticos, 19 pistolas, 700 proyectiles y un arma de fuego corta con silenciador.

La policía dijo que sospechó del camión cuando vigilaba el flujo de tráfico en el cruce triestino de Fernetti.