La Federación Internacional de Tenis realizó el sábado controles antidopaje sorpresa a los tenistas de España y Argentina que disputan la final de la Copa Davis.

A mitad del partido de dobles que ganó Argentina para mantenerse a flote 2-1 en la serie, los españoles David Ferrer y Rafael Nadal y los argentinos Juan Mónaco y Juan Martín del Potro fueron levantados del banquillo donde seguían el choque para pasar al control.

"Podrían esperar que animen a sus compañeros y después hacer el control", dijo Fernando Verdasco, quien junto con su compañero Feliciano López también tuvo que pasar un control al final del partido que perdieron ante David Nalbandian y Eduardo Schwank. "Nos parece bien que haya controles para que haya un deporte limpio. Pero hay formas y formas".

"Creo que se están pasando un poco en las formas", agregó.

"No creo que se estén dopando durante el partido", comentó irónicamente López.

Nalbandian y Schwank también pasaron al análisis al final del encuentro.

Estas pruebas ya fueron objeto de polémica al principio de la serie, cuando varios jugadores argentinos tuvieron que pasar un control sorpresa en la madrugada del jueves, víspera del inicio de la final.