Animados por la propuesta de ayudar a mantener en manos de un representante de América Latina y de los países en desarrollo la dirección de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 17 países respaldaron el sábado como candidato a dirigir ese organismo al vicepresidente colombiano Angelino Garzón.

El presidente venezolano Hugo Chávez anunció durante el desarrollo de la segunda plenaria de la Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que en Caracas instituyó un nuevo bloque regional que excluye a Estados Unidos y Canadá.

De los 33 países miembros de la Comunidad, 17 apoyaron la postulación: Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Chile, Cuba, Ecuador, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Uruguay y Venezuela.

El resto de países del Caribe están consultando la propuesta hecha el viernes por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien pidió a los mandatarios apoyar a Garzón, destacó Chávez.

"Yo sé que muchos de ustedes no pertenecen al Consejo que elige al Director Ejecutivo de la OIT, pero qué bueno sería que de esta Cumbre saliera como un respaldo de la región, con el objetivo que la región mantenga esa posición", dijo Santos en la víspera a sus colegas.

El chileno Juan Somavía, actual director de la OIT, anunció en octubre su decisión de abandonar el cargo a finales de septiembre del año próximo, citando "importantes razones familiares". Con su separación se activaron prematuramente los mecanismos para su sucesión.

Somavía, que fue reelecto para un tercer mandato que concluía en marzo de 2014, fue el primer representante de un país en desarrollo en acceder al cargo.

Santos comparó a su compañero de fórmula con el ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva.

"Es nuestro Lula colombiano, porque además tienen una vida muy paralela. Ambos iniciaron su vida en el sector metalúrgico, ambos se convirtieron en líderes sindicales, después en líderes políticos muy exitosos... (Garzón) tiene una gran credibilidad en todas las centrales obreras y es un buen candidato", resaltó el mandatario colombiano.