Brasil ofreció la transferencia inmediata de electricidad para que Bolivia alivie una crisis que está provocando racionamientos y apagones en varias ciudades, informó el ministro de Defensa boliviano, Rubén Saavedra.

Los mandatarios de ambos países, Dilma Roussef y Evo Morales, trataron el viernes el tema durante un encuentro en Caracas, en el marco de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), informó el sábado desde esa ciudad la agencia de noticias del gobierno boliviano ABI.

"Se ha llegado a acuerdos energéticos importantes. La Presidenta de Brasil ofreció a Bolivia transferir hasta 40 megavatios y además la posibilidad de suministrar turbinas para que en el país se pueda solucionar" los racionamientos eléctricos, dijo Saavedra, quien acompañó a Morales en la reunión con Roussef. No proporcionó más detalles del acuerdo.

Los cortes se han hecho frecuentes en los últimos meses por una mayor demanda estacional. Septiembre fue el periodo más crítico. La oferta se situó en 1.093 megavatios diarios y la demanda en 1.041 con incrementos por encima de ese tope en horas pico, según informes oficiales. Para el 2012 la demanda subirá a 1.214 megavatios.

Desde 2008 los niveles de reserva de electricidad se estancaron por falta de inversiones y problemas técnicos. El gobierno anunció planes inmediatos para aumentar las reservas.

Bolivia suministra a Brasil gas natural.

Roussef también ofreció a su colega boliviano cooperación para mejorar el control del tráfico de drogas en la frontera, según ABI. Brasil es el mayor mercado de la cocaína boliviana.